La salsa del Ibilaldia

Publicado en Noticias
0

Nadie quiso faltar a la cita que reunió ayer en una misma sala del colegio Gandasegi de Galdakao a dos de los grandes pilares de la cultura vasca: el euskera y la cocina.

LA Federación de Ikastolas de Bizkaia homenajeó ayer al mundo de la cocina vasca en el marco de la celebración del Ibilaldia por “su aportación a la cultura vasca y al euskera”. Y como no podía ser de otra forma, los cocineros destacados por la organización utilizaron sus herramientas de trabajo para agradecer este bonito detalle.

Así, a ritmo de discurso, cada homenajeado tuvo que elegir un ingrediente preferente para confeccionar entre todos la sopa más sabrosa de cuantas se hayan degustado en un Ibilaldia. Y hubo de todo. Desde el pimiento rojo hasta el mejor txakoli vizcaino pasando por la cebolla morada de Zalla, buenos garbanzos y pollo de caserío.

Estos sabrosos ingredientes fueron depositados por los cocineros dentro de una improvisada olla, algo pequeña si pretendían dar de comer a los miles y miles de euskaltzales que se dieron cita ayer en Galdakao.

Pero como la intención es lo que cuenta, todos se fueron con el detalle preparado para la ocasión: un cuadro con el búho Piku como referencia central. Aunque pequeño, este premio no será olvidado fácilmente por los homenajeados, muchos de ellos muy emocionados en el momento de su recepción. Entre ellos, profesionales de reconocido éxito mundial como Martin Berasategi. Otros, menos famosos pero no por ello menos importantes, como Mari Asun Uriarte, quien ha dado de comer a generaciones enteras desde los fogones de la ikastola Eguzkibegi. Este premio especial que recaló en Mari Asun buscaba reconocer la labor de las mujeres vascas en la cocina desde el principio de los tiempos. Y es que a pesar de que hoy en día los cocineros vascos más famosos son hombres, como el propio Berasategi, Arzak o Argiñano, la realidad es que han sido ellas, las mujeres, las encargadas de mantener lleno el estómago de todas y cada una de las generaciones de vascos que han existido.

Pero, además, durante el acto también fueron homenajeados Eneko Atxa, campeón de España de cocina de autor; el miembro de Euskaltzaindia Xabier Kintana, autor del diccionario de cocina y hostelería; José Miguel Olazabalaga, cocinero del restaurante Aizan del hotel Sheraton; Jose Angel Iturbe, fundador de la escuela de cocina de Leioa; Mariano Gómez, presidente del movimiento Slow-food de Bizkaia; Alexia Ballesteros o Peio Urdanpilleta, impulsor del euskal txerria, el cerdo vasco criado en libertad.

Deja tu comentario con

Escribe un comentario

Todos los campos con * son obligatorios.

*

Loading Facebook Comments ...